martes, 8 de abril de 2008

"... girasoles y algo más: Van Gogh...!"

Mis colores cotidianos...!
La noche estrellada, 1889
Mientras escucho las siempre anheladas canciones de The Beatles ... no sé por qué, ni cómo pensé en Van Gogh...!
Pensé, en realidad, en los girasoles de Van Gogh, quizá porque el día estuvo teñido por la alegría del Sol, por sus rayos tibios, por las hojas rojas, más rojas todavía bajo el cielo celeste ... transparente!
Pensé en Van Gogh y en los colores de sus obras! En los amarillos, azules y naranjas de cubren cada uno de sus óleos ... y en las tonalidades que nos da la vida, la gente, la naturaleza!
Por eso, creo que pensé en Van Gogh! Y junto a él transitaré algunas de las cosas que me llenan de felicidad, de fuerza, de amor ... de colores!
Doce girasoles en un jarrón, 1888.
La naturaleza y su libertad!
Aunque me quieran hacer creer que todo está almacenado en los cromosomas del ADN, en el instinto y en las especies ... yo contemplo libertad cada vez que miro mi entorno!
Veo a las flores brillantes en sus pétalos!
Veo las aves construyendo sus nidos!
Veo a los árboles creando semillas!
Veo a los perros ladrando cuando alguien los mira!

Veo que todo es tan perfecto ... genial ... sutil ... maravilloso ! Pero pudo ver también, al hombre que destruye, agrede, destroza ... y me pregunto: qúe estamos esperando?
Terraza del café de la Place du Forum en Arlés por la noche, 1888.
La gente y sus ideas!
Muchas veces, caigo en la tentación de creer que a la gente no le importa nada! Qué les da igual hacer las cosas bien o mal, luchar o permanecer apático, crear o simplemte reproducir...!
Pero luego, me doy cuenta de que existen muchas almas, mentes, corazones que buscan un mundo mejor!
Sé que hay intentos en muchas miradas!
Sé que las ideas aún quieren perdurar!
Sé que si nos unimos todo puede ser un poco mejor!
Sé que todavía hay muchos que alzan su voz!
Sé que hay tanta potencialidad en el hombre ... tanta energía ... tanto poder! Pero se también, y no pudeo negarlo, que otros tantos simplemente repiten lo que otro alguna vez les dijo! Entonces me cuestiono: no estaremos en algún punto todos fallando?
La habitación de Vincent en Arlés, 1889.
Llego a mi casa y encuentro a mi familia! Esas personas que me ayudan a ser un poco mejor cada día! Que me impregnan de la fuerza de su rebeldía ... que me enseñan a buscar mi camino ... a ser yo misma!
Me encuentro a mi misma, en mi cuarto, con mis cosas ... reinando mi mundo! Y hallo muchas ganas de ser útil, de ayudar a alguien en algún momento! De ser partícipe de un lugar más justo y libre!
Surgen de mí ... infinitas ganas de dar lugar a cosas nuevas! Inventar colores ... expresiones ... emociones ... pensamientos ... números!
Entonces, me doy cuenta que la lucha se da cada día!
Cada vez que nos parece que da igual hacer las cosas bien o mal, o cuando nos invade la desazón al ver que lo único que parece importar es el dinero o las mentiras de la televisión!
Cada vez que ganan nuestras ganas ... somos un poquito mejores!
Silla de Gauguin, 1888.

Y luego, ya al final de nuestro recorrido me encuentro con una silla ... y qué representa? Para mí, es el desanso siempre necesario ... la tregua al final de cada día ... el momento de una charla o de escuchar una buena música!

Sin embargo, creo más en la silla como símbolo del compartir!

Aunque la silla sea una sola ... ella puede albergar tantas almas como corazones estén dispuestos a compartirlas! A veces, y no deberíamos olvidarlo, la mejor forma de unirnos en compartiendo! Olvidándonos de las diferencias vanales, superfluas para dar lugar a algo que sea un poquito de todos!

Un poquito de todos ... si todos han pueso en ello lo más hermoso y fatástico de cada uno...


Me despido con la agradable sensación de estos cuadros ... imaginarme la mano del artista construyendo su mundo ... su única realidad!

Como siempre les digo ... ya nos volveremos a ver ... en nuevos trazos de pinceles ... en otros recorridos de la imaginación!

datlitauy!

4 comentarios:

Mauro dijo...

Un tipo ebrio de colores, de pasion, del girar que trae el pulso del universo.

Un tipo ebrio de vida.

Saludos.

MUGGET dijo...

Linda Soñadora
Me llevo los girasoles de van G. a mi Blog.

Creo en los girasoles, les gusta bailar a la luz del sol, por eso brillan y cantan.

Beso ♥

M.

Poéticamente Insurrecto dijo...

Sí, en todo eso hay libertad, no está todo en los comosomas o en el ADN... la misma teoría de la evolución es una oda al azar y la contingencia, a la lucha de lo imposible sobre lo posible, a la lucha por la vida y la supervivencia.

Gracias por tu visita, espero tenerte de nuevo pronto.

Guidaí dijo...

Siempre aprendo de vos, de tu alma sensible...
Van Gogh, un grande sin duda!
Un abrazo