sábado, 15 de marzo de 2008

"...somos parte de lo mismo..."

Todo se transforma...!





Las hojas de los árboles que caen en cada abril, son luego alimento de los pájaros que danzantes de alegría volverán a esas ramos cuando la primavera traiga el regalo de nuevas alas.




Buenas noches! hoy vulevo a escribir luego de casi una semana sin decirles nada...quizá ahora que ya el año va avanzando, imponiéndose en su ritmo, tenga menos timpo para escribir, pero será tiempo que emplearé en hacer otras cosas que también me gustan, que también he elegido.



Hace unos días, mientras escuchaba la radio, pude recordar un magnífico tema de Jorge Drexler cuyo nombre es el título de lo que estoy escribiendo. "Todo se transforma" es el lema que acompaña los acordes de Drexler y mis reflexiones que anhelo compartir...



Y es que, me parece que muchas veces nos olvidamos de que éste mundo en el que vivimos es un sistema cerrado, en el cual todo lo que en él habita proviene de lo mismo, tiene un mismo orígen. Nuestros cuerpo, nuestras células, serán algún día tierra y más tarde alimento; llegarán a ser las alas de un pichón de gorrión o los pétalos amarillos de un girasol. Porque, en la Tierra, nada se pierde: todo se transforma! Se renuevan las energías, los sentimientos, las ansias y los miedos. Cambiamos, sufrimos constantes metamorfosis pero nuestra escencia continuará siendo la misma, más allá de los siglos, los avances científicos y la soberbia humana.



Sí en un instante del tiempo, fuimos una bola de energía capas de convertir lo intangible en materia, esa materia sigue siendo la misma... y por lo tanto, todo lo que nos rodea germinó en esa gran explosión. Por eso aunque creamos que somos superiores al resto de los animales, a las plantas y a nuestro medio; no es así! porque simplemente "somos parte de lo mismo".











Vivimos de la tierra que se convierte en energía en cada vegetal que comemos; inspiramos el oxígeno que las plantas crean, bebemos el agua que nos mojó un día de setiembre y amamos con el amor que alguien alguna vez nos brindó.



Lo único que no ha sido creado y que nadie podrá construir por nosotros son las palabras, los sueños, las ilusiones, las canciones, las miradas... ese es nuestro poder! A pesar de ser intrínsicamente los mismos, tenemos el poder de generar cosas nuevas, de brillar más allá de lo material preexistente, de inventar mundos nuevos, de vivir sentimientos nuevos!



Crear lo inexistente y transformar lo existente.

Elegir nuevas formas de vivir siempre intentando renovarnos, buscando respuestas y preguntas nuevas a lo que la humanidad siempre se ha preguntado...generar sonidos nunca antes escuchados, palabras que nadie ha balbuceado...!


Ahora que escribía ésto último, me acordé de unos versos de la canción "electrical storm" de la genial banda U2, que dicen más o menos así:



"...Let's see colours that have never been seen
Let's go to places no one else has been... "



Creo que resume todo lo que quería decir, animémosnos a mirar hacia nuestro alrededor en busca de colores nunca vistos! descubramos lugares que nadie haya transitado! El poder está escondido en nuestras mentes, nuestras almas, nuestra energía ...sólo es cuestión de pensar: "todo se transforma", no creen?



Para terminar, me despido con la canción que me motivo a escribir lo que acaban de leer. Ya estoy ansiosa de leer sus comentarios, sus impresiones, sus críticas...los espero!



Allí va... para que la disfruten!

Antes les cuento que en abril, Drexler editará su próximo disco titulado "Cara B", en el que reunirá nuevas versiones de sus canciones y algunos temas nuevos interpretados en español, portugués e italiano, incluso covers de artistas como Caetano Veloso. Así que parece que en pronto tendremos más del uruguayo junto a su guitarra para disfrutar!








Todo se transforma:



Tu beso se hizo calor,

Luego el calor, movimiento,

Luego gota de sudor

Que se hizo vapor, luego viento

Que en un rincón de la rioja

Movió el aspa de un molino

Mientras se pisaba el vino

Que bebió tu boca roja.


Tu boca roja en la mía,

La copa que gira en mi mano,

Y mientras el vino caía

Supe que de algún lejano

Rincón de otra galaxia,

El amor que me darías,

Transformado, volvería

Un día a darte las gracias.


Cada uno da lo que recibe

Y luego recibe lo que da,

Nada es más simple,

No hay otra norma:

Nada se pierde,Todo se transforma.



El vino que pagué yo,

Con aquel euro italiano

Que había estado en un vagón

Antes de estar en mi mano,

Y antes de eso en torino,

Y antes de torino, en prato,

Donde hicieron mi zapato

Sobre el que caería el vino.


Zapato que en unas horas

Buscaré bajo tu cama

Con las luces de la aurora,

Junto a tus sandalias planas

Que compraste aquella vez

En salvador de bahía,

Donde a otro diste el amor

Que hoy yo te devolvería


Cada uno da lo que recibe

Y luego recibe lo que da,

Nada es más simple,

No hay otra norma:

Nada se pierde,Todo se transforma.



Cómo me gusta! es para mí una de las mejores canciones que he escuchado. Es sintética pero a la vez tan profunda en todos los conceptos e ideas que abriga. Me apasiona la mezcla de lo que podría parecer "física" o "química" con la poesía, los acordes, ya que mucha gente habla de las ciencias como áreas abstractas, poco cotidianas y en realidad es todo parte de una único mundo.
Son enfoques, puntos de vista distintos de una misma realidad, de los fenómenos que todos vivimos... yo no veo tal contradicción! Al contrario, creo que se complementan y enriquecen mutuamente tan bien!



Ahora si, los dejo!
Les envio un saludo grande y ya lo saben ... los espero en otras alas, en otros acordes, en otros vuelos de la imaginación!


datlitauy!

1 comentario:

**Pili** dijo...

que lindo me encanto! en realidad sabes qu eme gusta bastante todo lo que haces! bueno besos ♥!